Escuela Camilo José Cela

Preservando lazos
Actividades

Atrás

Cuando un niño y su entorno llegan a nuestra Escuela reciben mucho amor espiritual y físico, este mediante cientos de abrazos  que acrecientan su voluntad de vivir.

El vínculo que se crea entre el niño, su familia, nuestra escuela y el resto de niños y familias es tan grande que lo normal es que recibamos su visita o llamadas telefónicas a menudo, contándonos  como es su día a día y preocupándose por el estado de sus compañeros.

Porque todo el que ha pasado por esta escuela vuelve. Lo dicen las centenares de fotografías que ornan las paredes de la escuela y que evocan en el personal múltiples historias inolvidables. Una de ellas es la del pequeño José, un niño por el que la directora, Ruth, logró aprender Braille por las noches en los años 80, porque el pequeño había perdido la vista a causa de un tumor cerebral.

Probablemente, nadie mejor que un niño enfermo para recordarnos que la vida es sobre todo; un plus de atención, tiempo regalado, una palabra amiga en el momento oportuno…

© 2017 Escuela Camilo José Cela · Aviso legal
Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela - 15706, Santiago de Compostela (Galicia)